Nos hicieron creer que soñar es cosa de locos y que estar loco es algo malo. El protagonista de una de mis películas favoritas repite: «soñar nos hace libres, SOÑEMOS». Nos hicieron creer que los sueños no se cumplen. Nos hicieron creer que salir de lo establecido es caer a un precipicio. Y a la vez nos vendían sueños, sueños imposibles mediante la publicidad. Publicidad que conseguía ser una traba para llegar a nuestras metas. Nos creímos todo eso y comenzamos a ser rutinarios; trabajar…Continuar leyendo «Soñemos del verbo ser.»