La historia de las miradas

Categorías Periodismo

Las miradas siempre fueron más valientes que las palabras.

Cuando la boca calla, los ojos hablan.

Porque hay miradas que desprenden un cálido olor a verano. Que son sueño, verso y, a la vez, sonrisa.

Miradas que se entrelazan en un vagón de tren con personas desconocidas capaces de hacer temblar.

Ojos que reflejan vida, esperanza.

Palabras que hablan pero no dicen,LA HISTORIA DE MIRADAS

miradas que no se contienen y gritan “te quiero”

Mi madre grita a los cuatro vientos que soy “periodista”.
Mis profesores aseguran que me falta el TFG. Todavía no lo tengo muy claro pero, mientras me iba de fiesta con Capote, Meneses me gritaba “el periodismo está en la calle”. Así fue y, así nunca nos lo contaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *