Pensé que todos los caminos llevaban a Roma. Y, siempre me llevaron a ti.

trastevere
Trastevere. Sandra Lázaro

(No me salían las cuentas. )

Apagaron las luces del Coliseo. Cerraron las puertas del Vaticano. El Panteón se derrumbaba a tus pies. Y, en Piazza Navona los ríos se des(bordaban.)

Mientras tanto, en Trastevere dos señores leían tu poesía.

Pasaste por Roma haciendo monumento entre tanta ruina. Quizá, escribimos al revés la palabra.

(Amor)

Ahora todo cuadra.

 

 

roma, panteón
Panteón. Sandra Lázaro

 

Mi madre grita a los cuatro vientos que soy “periodista”.
Mis profesores aseguran que me falta el TFG. Todavía no lo tengo muy claro pero, mientras me iba de fiesta con Capote, Meneses me gritaba “el periodismo está en la calle”. Así fue y, así nunca nos lo contaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *