8M: Por mí y por todas mis compañeras

Categorías Feminismo, Periodismo

Madres rompiendo con los roles y estereotipos. Hijas denunciando asesinatos, trata y violaciones.

Abuelas, gritando para romper con un techo de cristal que, aún agrietado, sigue existiendo. Para curar la brecha salarial que tiene más de abismo que de brecha. Dando alas y no anillos a aquellas niñas que son obligadas a casarse. Y acabar una vez por todas con la mutilación genital femenina.   Porque ser niñas en algunos países es una deshora y, en otros un suplicio.

Ahí, estaba ella negándose a aceptar que por nacer niñas tengamos un obstáculo añadido.

 

Vi a mujeres dando la  voz por aquellas que, aun queriendo gritar,no pudieron.

Borramos los prejucios, las competiciones y las amenazas.

Nos dimos las manos. Todas, luchando por un mismo sueño. Juntas.

Y, lo que al principio parecía un yo, tú ella. Se convirtió en NOSOTRAS.

Algunos lo limitaban a ‘política’ otros, lo llamaban ‘utopía’

se equivocaban, simplemente era justicia.  

 

Se paró el mundo, lo paramos, lo cambiamos e hicimos historia.

 

Mi madre grita a los cuatro vientos que soy “periodista”.
Mis profesores aseguran que me falta el TFG. Todavía no lo tengo muy claro pero, mientras me iba de fiesta con Capote, Meneses me gritaba “el periodismo está en la calle”. Así fue y, así nunca nos lo contaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *