Eran las tres y dos minutos. Llegaba tarde (como siempre). Esta vez, el café era el que se derretía en el hielo. Y, la wifi se apagaba de mi móvil. Quizá, ese fuese el detonante para que levantase la vista. Un curioso eslogan de un periódico cuyo nombre no quiero acordarme, me bombardeó la mirada. El hombre (mediana/tardía edad) seguía leyendo, sin perder la costumbre, con un frappé de chocolate encima de la mesa. Una metáfora de modernidad vs tradición. [Reescribiendo el refranero español.] Una…Continuar leyendo “El café se derretía en el hielo”

Viernes. Siete de la mañana. Camino de mi casa a la parada de bus. Las farolas todavía relucen. El sol parece no querer despertar. La calle, oscura y silenciosa. Delante mía, una chica, 15 años, mochila con unos extraños dibujos que ya no reconozco.‘En mi época eran las Witch, Winx o Rebelde.’Acelera el paso. ‘Llegará tarde.’ Pienso. Se le cae un papel. Apuntes de biología: ‘El ciclo de la vida.’ Cierra el puño. Se gira disimuladamente, aunque, sin parar el ritmo. Me ve.Suspira. Relaja el…Continuar leyendo “Ciclo de vida”

Madres rompiendo con los roles y estereotipos. Hijas denunciando asesinatos, trata y violaciones. Abuelas, gritando para romper con un techo de cristal que, aún agrietado, sigue existiendo. Para curar la brecha salarial que tiene más de abismo que de brecha. Dando alas y no anillos a aquellas niñas que son obligadas a casarse. Y acabar una vez por todas con la mutilación genital femenina.   Porque ser niñas en algunos países es una deshora y, en otros un suplicio. Ahí, estaba ella negándose a aceptar que…Continuar leyendo “8M: Por mí y por todas mis compañeras”