A ell@s, abuel@s: Acaba el año. Haces el balance de lo bueno y malo. Cierras el libro. Borras algún que otro teléfono de la agenda y algún recuerdo de la mente. Dices adiós. A viajes. A sueños. A corazones. Empiezas a escribir aquellos propósitos que nunca cumplirás. Y, entonces te paras. Ríes. Aquel tiovivo sigue girando, nunca dejó de hacerlo. Abres un nuevo libro y, sin embargo, ahí están. Todos los buenos recuerdos, con los que aprendiste, creciste. Allí está aquel momento con el que…Continuar leyendo “A ell@s, los que más brillan”