He encontrado a una heroína en el tren, quizá no salvaba la vida tirándose de grandes rascacielos o desactivando bombas,ella, heroína de la calle, de las de verdad. María Jesús a sus 76 años, viuda, había encontrado un amigo en la residencia para viajar. Esta noche se iban a bailar. María Jesús a sus 76 años se atrevía a comenzar a vivir.