París. 8 de diciembre. Los periódicos anuncian peligro. En el hostal, nos recomiendan no andar mucho por el centro, aún así, salimos. Vamos a disfrutar de la ciudad. Grandes superficies con grandes capitales, cerradas. Metro cortado. Mucha policía. Tout fermé, tout menos aquella vieja librería. Y, algún comercio pequeño.

Continuar leyendo "Dos madrileñas, París y ‘los de amarillo’"

Cuarto de carrera de periodismo y, todavía se me atravesaban las letras. A apenas a unos días de graduarme no sabía muy bien qué estaba haciendo allí, pero sí de qué manera: mal y tarde.   Como aquel trabajo que dejé para última hora porque me enredé a ver vídeos de poesía. Como el día que fui a la biblioteca a por un libro de “Teoría de la información” que nunca leí porque descubrí a Foucault.  O, la mañana que llegué tarde a clase porque…Continuar leyendo “Terminé la carrera mal y tarde”

Terminé bachillerato con una extraña sensación que me recorría todo el cuerpo; la duda. Llevaba una vida creyendo que cuando terminase el instituto podría independizarme o viajar sola por todo el mundo pero, esto no fue así, llegaron los dieciocho y todavía no era “mayor”. O, por lo menos, no sabía qué quería hacer con mi vida ni si quiera sabía quién era. Recuerdo hacer una lista con todas aquellas carreras que me gustaban, sinceramente, porque la sociedad me había inculcado que yendo a la…Continuar leyendo “¿Por qué estudiar periodismo? ¿Para qué?”

Artículo en la Huella Digital, completo en este link: http://www.lahuelladigital.com/mujeres-corresponsales-doble-peligro/ “El calor inundaba Madrid y tan solo habían pasado cuatro días desde que mayo llamaba a la puerta. Las farolas de Gran Vía comenzaban a iluminarse. El Paseo del Prado, repleto de gente, desprendía su usual olor a arte. Mientras, en el auditorio del Ayuntamiento de Madrid (La Caja de Música), se formaba una inmensa cola para escuchar a cuatro mujeres corresponsales.”

Un día como ayer hace exactamente un año murió Eduardo Galeano. Escritor, periodista y soñador. Luchó por las causas “perdidas”, dio voz a aquellos que no la tenían, escribió para aquellos que no le podían leer. Con él se fueron miles de historias que todavía quedaban por contar. ¿Qué vamos a hacer ahora sin ti? Mi pequeño homenaje a este gran escritor e intelectual. He escogido dos historias, la primera: “La mamá de las periodistas” (Libro: Mujeres) y, la segunda (mi preferida): “Los nadies” (El…Continuar leyendo “Hasta siempre; Galeano.”