Una vez, un profesor, nos hizo una pregunta. Quizá, la más difícil de toda la carrera. (Y, seguramente, la más importante.) ¿Qué es la felicidad? Epicuro la sintetizó en ‘placer’. Aristóteles la denominó ‘eudemonia.’ Mientras Kant estaba ocupado con su Imperativo Categórico, María Zambrano la dedicaba su mejor poema. Frida la pintó en forma de pájaro. Algunos la convirtieron a cine con el nombre de ‘Annie Hall’, sin embargo, Amenábar, en su busca, se ahogó Mar adentro. Para Campoamor siempre fue el voto femenino y,…Continuar leyendo “¿Qué es la felicidad?”

Las calles se iban oscureciendo, Bolonia, empezaba a iluminarse. El rojo de los tejados cada vez era más oscuro y la música de los bares más alta. Entre tanto y entre plazas, un hombre. – “Setenta y un años”- me comentaba. Ahí estaba, vendiendo fotografías en blanco y negro, en mitad de un mercado de antigüedades en pleno invierno. “¿Son suyas?, ¿por qué las vende?” me precipité a interrogarle en mi chapucero italiano. “No, son de mis padres, ya muertos.” Una cantidad infinita de preguntas…Continuar leyendo “Bolonia: El vendedor de instantes”

  Pensé que todos los caminos llevaban a Roma. Y, siempre me llevaron a ti. (No me salían las cuentas. ) Apagaron las luces del Coliseo. Cerraron las puertas del Vaticano. El Panteón se derrumbaba a tus pies. Y, en Piazza Navona los ríos se des(bordaban.) Mientras tanto, en Trastevere dos señores leían tu poesía. Pasaste por Roma haciendo monumento entre tanta ruina. Quizá, escribimos al revés la palabra. (Amor) Ahora todo cuadra.      

Consideran el día de san Valentín como el día de los enamorados. El día de las rosas y bombones. Besos en cada esquina y guerras en la cama. Cada catorce de febrero amamos y recordamos. Recordamos a esos amores que nunca fueron, imposibles los llaman. A los platónicos, que siempre admiramos. Al amor fatal, que tanto acabamos odiando. Al que supo a poco. Al que quiso poco. También, al que quiso mal. Al que nunca quisimos. Al puedo, quiero y te quiero. A ese amor…Continuar leyendo “Tan tú (NUEVO VÍDEO)”

“Amores que matan, nunca mueren” Y, ¡qué bonito suena en la voz de Sabina! Pero, qué poco real. No son Romeo ni Julieta. Ni Titanic. Tampoco, el Diario de Noa. Son aquellos amores locos. Lejanos y, a le vez, tan cercanos. Los que besan con la mirada y acarician con las palabras. Amores de soñadores (despiertos.) Tan sólo son esos amores de los que tanto escriben esos estúpidos poetas. Tan sólo aquellos (amores) que viven y los que hacen vivir (quizá, revivir), los que nunca mueren (del todo.) Sandra Lázaro @anothermad…Continuar leyendo “Los amores que viven”

Llueve sobre mojado y la gota que colmó el vaso fue la misma que tus ojos derramaron cuando se fue. Y, sin embargo, esperas que nadie robé tu mes de Abril aun siendo diciembre. Cortado el café. Añejo el vino. Perplejo de corazón. Así fuimos. Así somos. En busca, de un todo pintado de nada. Versos que se escriben con felicidad y poemas que ríen. Un claro cielo. Un mundo lleno. Así somos y así seremos. Fuego. Tierra. Sueños. Así seremos y así debemos de…Continuar leyendo “Así fuimos pero, no debemos.”

Quiérete, mujer, solo así serás libre.  Aprendí mirando el reloj que el tiempo es demasiado relativo. Tan lento que siempre pasa rápido. Intentamos lidiar con él pero no conseguimos firmar la paz.  Seguimos perdiendo las horas mirando al techo pensando en personas que ya no son.  Invirtiendo minutos entre poemas de Neruda. Y segundos contándonos las cicatrices.  Escondemos las arrugas porque la sociedad nos dice que no, que no son bellas. Pero, son las marcas de todas aquellas sonrisas que un día salieron de nuestros…Continuar leyendo ““Mujeres avión””

“¡Hombre libre, siempre adorarás el mar!” C.Baudelaire Escuché tantas palabras vacías que hasta las promesas dejaron de gustarme. Leí demasiados “te quiero” falsos que empecé a creer que el amor era una mera ilusión. (Y ya ves que si lo era) Te encontré. Perderme entre tus lunares se convirtió en el hábito más maravilloso del mundo. La vida se coloreó de aquel rosado que las películas tanto habían comentado. Pasaron los días, las semanas, y con ellos, los momentos. Entonces, comencé a navegar por los…Continuar leyendo “Más del mar que de nadie.”