El sistema social divide a las personas: “Normales” y “no normales. Pero, ¿realmente sabemos que es “anormal”? Definir de una forma clara e inequívoca el concepto de anormalidad aplicado a la vida psíquica es algo ciertamente difícil. Ya se sabe que no existe la perfección en el terreno de lo humano, la cuestiónes cuánta “imperfección” hace falta para considerar la “anormalidad” como anormalidad patológica. Existen diferentes criterios sobre la “normalidad”. El criterio normativo (aquel que se asemeja a los ideales de acuerdo con un sistema…Continuar leyendo “SALIR DE LA NORMALIDAD”

Un cuento diferente. Érase una vez una vez un país donde no existían hombres ni mujeres; existían personas. Donde la Cenicienta era independiente y no buscaba príncipe azul ni servía a madrastras malas. Donde las mujeres no eran maltratadas ni violadas, donde no se juzgaba a un hombre por llorar o vestir de rosa. Un país donde daba igual si te gustaban las chicas, los chicos, ambos o ninguno, nadie iba a criticar ni a opinar. Era un mundo donde se cobraba igual por un…Continuar leyendo “ÉRASE UNA VEZ Y FUE.”

Lo sucedido en París el pasado 13 de noviembre es una justificación más para la guerra. Un combate de boxeo, en un extremo del ring: El G20 y “occidente” argumentando a la sociedad que si luchan es por los valores que representan: democracia, libertad, igualdad, justicia… (¿Se tienen? o ¿se hace creer que se tiene?), que si luchan es por “nosotros”. En el otro extremo, el contrincante: lo mal denominado, Estado Islámico o ISIS. Pregonando que luchan por su dios, por su religión. Después de varios…Continuar leyendo “EL NEGOCIO DE LA GUERRA”

Nos han enseñado a soñar pequeño. A tener miedo. A no soñar con algo que pueda cambiar el mundo. Durante años generaciones han sido persuadidas para no soñar increíble, para no hacer algo. ¿Cómo podemos atrevernos a homogeneizar a todos los estudiantes y decirles que no pueden? ¿Cómo somos capaces de decirle a otra persona: “no has nacido con el don” o el suficiente talento? ¿CÓMO? Lo imposible solo es para los vagos. Nuestra economía es la clave: hipotecarse, comprar aquello que no tenemos, pedir…Continuar leyendo “NOS ROBARON LOS SUEÑOS…”