Cuarto de carrera de periodismo y, todavía se me atravesaban las letras. A apenas a unos días de graduarme no sabía muy bien qué estaba haciendo allí, pero sí de qué manera: mal y tarde.   Como aquel trabajo que dejé para última hora porque me enredé a ver vídeos de poesía. Como el día que fui a la biblioteca a por un libro de “Teoría de la información” que nunca leí porque descubrí a Foucault.  O, la mañana que llegué tarde a clase porque…Continuar leyendo “Terminé la carrera mal y tarde”

Metro de CIU. Ocho y media de la mañana. Lunes 20 de marzo. Olores conglomerados de domingos resacosos. Entre codazos y pisotones, algún que otro bostezo. Legañas y ojeras con ansia de viernes. Enamorados versus indignados. La puerta se abre. Uniendo personas. (Tantísimas personas) Pasamos como si nada. Sin darnos cuenta que ese lugar y ese instante es la fuga de unión de miles de jóvenes y, sus sueños. Conversaciones intensas. Médicos, biólogas, enfermeros, dentistas, ingenieros y psicólogos. Profesores y astronautas. Periodistas. Comunicadores. Abogados y…Continuar leyendo “Cosa de lunes y metros”

Terminé bachillerato con una extraña sensación que me recorría todo el cuerpo; la duda. Llevaba una vida creyendo que cuando terminase el instituto podría independizarme o viajar sola por todo el mundo pero, esto no fue así, llegaron los dieciocho y todavía no era “mayor”. O, por lo menos, no sabía qué quería hacer con mi vida ni si quiera sabía quién era. Recuerdo hacer una lista con todas aquellas carreras que me gustaban, sinceramente, porque la sociedad me había inculcado que yendo a la…Continuar leyendo “¿Por qué estudiar periodismo? ¿Para qué?”