“La maté por miedo, porque al fin y al cabo, el miedo de la mujer a la violencia del hombre, es el espejo del hombre a la mujer sin miedo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *