El 26J tan esperado ya llegó, los resultados vuelven a ser similares. España vota pero el miedo a lo desconocido se aferra.

“Más vale lo malo conocido…” dicta el refranero español. Y, así la curiosidad no mató al gato. Se quedó en casa. Encerrado.

Acabó muriendo…

pero de aburrimiento.

(…)

No tengo nada más que decir.

La curiosidad no mató al gato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *