Ella era magia

Categorías Periodismo

Ella era una estrella fugaz en un mundo temporal.

Una loca con el pelo rizado, ropa de los 80, genio de los 50. Una loca con la risa más alta que nunca había escuchado.

La tempestad de un mar en calma.

Todos los huracanes llevaban su nombre.

Era faro de Alejandría, guiando a mil barcos sin rumbo.

Sueño. Verso. Prosa.

Era cuento y novela. Poesía y poeta.

Luna porque su sonrisa era capaz de iluminar una noche oscura.

Primavera cuando las flores crecían a su paso.

Verano y atardecer con libro en mano.

Era ella el calor que desprende una chimenea en invierno.

Playa. Sol. Niños jugando.

Madrid y Barcelona. Roma y París.

Un atardecer en México. El reencuentro de dos amigos. Era el primer y último amor de Bécquer. Los versos de Neruda y el aliento de Benedetti.

Luz y sombra. Negro, blanco y arcoíris.

TODO… LO ERA, LO ES.

Porque era, es y será: mi ejemplo. Mi salvavidas. Mi hogar. Mi madre. Y, a la vez, mi vida.

Feliz cumpleaños, mamá.

Texto: Sandra Lázaro

Mi madre grita a los cuatro vientos que soy “periodista”.
Mis profesores aseguran que me falta el TFG. Todavía no lo tengo muy claro pero, mientras me iba de fiesta con Capote, Meneses me gritaba “el periodismo está en la calle”. Así fue y, así nunca nos lo contaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *