Después de cuatro meses viviendo en Italia puedo decir que su sistema de organización y gestión es un desastre. Burocracia resumida en miles de papeles que acabarán perdiéndose, como aquel bus que nunca llegó (o, por lo menos no a su hora.) Donde es normal esperar cinco horas para una urgencia médica o un examen. (Por no hablar de los cien documentos que se necesitan para poder entrar en una biblioteca.) Sí, necesitas DNI, pasaporte, Codice Fiscale y una autorización de la inteligencia de investigaciones…Continuar leyendo “Un desastre llamado Italia”