8M: Por mí y por todas mis compañeras

Madres rompiendo con los roles y estereotipos. Hijas denunciando asesinatos, trata y violaciones.

Abuelas, gritando para romper con un techo de cristal que, aún agrietado, sigue existiendo. Para curar la brecha salarial que tiene más de abismo que de brecha. Dando alas y no anillos a aquellas niñas que son obligadas a casarse. Y acabar una vez por todas con la mutilación genital femenina.   Porque ser niñas en algunos países es una deshora y, en otros un suplicio.

Ahí, estaba ella negándose a aceptar que por nacer niñas tengamos un obstáculo añadido.

 

Vi a mujeres dando la  voz por aquellas que, aun queriendo gritar,no pudieron.

Borramos los prejucios, las competiciones y las amenazas.

Nos dimos las manos. Todas, luchando por un mismo sueño. Juntas.

Y, lo que al principio parecía un yo, tú ella. Se convirtió en NOSOTRAS.

Algunos lo limitaban a ‘política’ otros, lo llamaban ‘utopía’

se equivocaban, simplemente era justicia.  

 

Se paró el mundo, lo paramos, lo cambiamos e hicimos historia.

 

Roma al revés

 

Pensé que todos los caminos llevaban a Roma. Y, siempre me llevaron a ti.

trastevere
Trastevere. Sandra Lázaro

(No me salían las cuentas. )

Apagaron las luces del Coliseo. Cerraron las puertas del Vaticano. El Panteón se derrumbaba a tus pies. Y, en Piazza Navona los ríos se des(bordaban.)

Mientras tanto, en Trastevere dos señores leían tu poesía.

Pasaste por Roma haciendo monumento entre tanta ruina. Quizá, escribimos al revés la palabra.

(Amor)

Ahora todo cuadra.

 

 

roma, panteón
Panteón. Sandra Lázaro

 

Florencia grita «poesía»

¿Son los versos los que enamoran al lector? O, ¿el amor hacia la poesía se esconde tras el nombre del autor/a?

Via Conti, Firenze.
Via Conti, Firenze.

Las calles de Florencia se encuentran decoradas con poemas anónimos. Consecuencia de un movimiento artístico (Movimento per l’Emancipazione della Poesia «MEP») que comenzó en marzo de 2010. Proponiendo una nueva forma de plasmar la poesía: gratuita (para el lector) y vocacional (para el/la autor/a.)

 

Via Sant' Antonino, Firenze.
Via Sant’ Antonino, Firenze.

Dejando, de alguna forma, el envoltorio a un lado y, centrándose en el contenido. Buscando la «liberalización» de la poesía, ¿acaso hay algo más libre que el arte?

Neruda, una vez escribió,«si me preguntan qué es mi poesía debo decirles no sé; pero si le preguntan a mi poesía, ella les dirá quién soy yo.» 

17 de octubre: Día de las escritoras

“Se establece el diecisiete de octubre como “día de las escritoras”. Una iniciativa de la Biblioteca Nacional de España, la Asociación Clásicas y Modernas y la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE) para compensar la discriminación histórica de las mujeres en la literatura.”

Pleno siglo XXI y todavía seguimos buscando nuestro Orgullo y prejuicio.

Matamos al ruiseñor. Quemamos los Pazos de Ulloa. Resolvimos El asesinato en el Orient Express. Olvidamos El jardín olvidado. Escuchamos La voz dormida. Aunque ante el espejo nos seguimos sintiendo Frankenstein.

Y, ¿después? Nada.

Y, ¿Después? Destruimos la Habitación propia dejando, así, de ser El segundo sexo.

Yo (no) sé por qué canta el pájaro enjaulado. Pero si por quién. Por ellas. Agatha Christie, J.K Rowling, Allende, Jane Austen, Rosalía de Castro, Mary Shelley, Gloria Fuertes, Storni, Ana María Matute, María Zambrano, Simone, Almudena Grandes, Martin Gaite, Rosa Montero, Oriana Fallaci, Ana Frank, Loreto Sesma, Maya Angelou, Ana Frank, Alice Walker, Margaret Atwood, Laura Gallego. Y, muchas otras, aquellas que se atrevieron a saltar las normas, rebelándose ante una sociedad, una vez más, absurda. Aquellas musas que dejaron de inspirar… para escribir.

Aunque de ellas poco se sepa. Poco se hable.

https://lazarosandra96.wixsite.com/poesiadelocotidiano/reportaje

 

Alpedrete: el lugar que nos hizo grandes.

(SUBIRÉ UNA VERSIÓN EXTENDIDA CON TODAS AQUELLAS PERSONAS QUE GRABÉ, siento mucho que no salieseis en este.) Para todos los que hacen grande Alpedrete. En especial a mis abuelos. Gritan al mundo que eres un pueblo pequeño. Lo que no sabían es que fue la ruina la que levantó castillo y tu fortaleza la que hizo de la piedra monumento.
Mucho dicen. Comentan. Hablan.
Pero pocos lo sienten. Hay sitios donde siempre regresamos, son casa, son hogar. Y, quien dice lugar, dice personas.
Son las personas las que hacen un pueblo grande.
Hoy volvemos a casa recordando los grandes momentos de un gran lugar. Una gran familia. Hoy volvemos a casa. Porque para saber hacia dónde vamos siempre fue necesario saber de dónde venimos.